Una pausa invita a la reflexión, llaman a la memoria diversas situaciones en el plano social, así como en lo personal, siendo los motores que encendieron un engranaje con un sinfín de posibles realidades paralelas.

 

Pequeños fragmentos fueron los que invitaron a contar una historia al oído, desordenada, y aleatoria. 

Copyright © 2019 

Todos los derechos reservados.